Baja Visión

Si tu visión interfiere tu capacidad para realizar las actividades diarias, ven a vernos.

gafas de sol en Ponferrada
Es aquella pérdida de visión que no puede ser corregida ni con gafas, lentes de contacto, fármacos o mediante cirugía y que por ello sufre dificultad o incapacidad para realizar algunas tareas de la vida cotidiana.

Se puede originar esta condición, en su mayoría, por enfermedades oculares como degeneración macular asociada a la edad, retinosis pigmentaria, miopía magna, glaucoma, retinopatía diabética…, pero también por accidentes, lesiones neurológicas, malformaciones congénitas, enfermedades infecciosas…

Dicha pérdida de visión puede producir problemas en las tareas diarias, la pérdida de independencia, la dificultad para encontrar trabajo o mantener el actual y dificultades comunicativas.

Todo esto puede desencadenar problemas físicos (accidentes, movilidad reducida…), problemas emocionales (depresión, ansiedad, baja autoestima, soledad) y problemas sociales (dificultades económicas y relaciones sociales afectadas).

El optometrista puede determinar el alcance del resto de visión de la persona y prescribirle dispositivos ópticos especiales que le ayuden a usar de la mejor manera posible la visión que tiene al poderle magnificar, filtrar o aumentar el campo de visión y agudeza visual usable.